Grand Tour. El Teatro Olímpico

Hoy, 3 de marzo, se celebra el aniversario de la inauguración, en 1585, del Teatro Olímpico de Vicenza. Se trata del primer teatro cubierto estable, construido en época moderna y de uno de los monumentos más visitados por los grandes-turistas de todas las épocas. No en vano, el edificio fue diseñado por Andrea Palladio, el gran arquitecto renacentista que fue una de las principales fuentes de inspiración de los arquitectos británicos quienes, siguiendo sus enseñanzas, diseñaron las mejores villas de Gran Bretaña.

TeatroOlímpico

Panorámica de la escena y la escenografía permanente del Teatro Olímpico diseñado por Palladio y Scamozzi

Coincidiendo con este día tan insigne, nos vamos a acercar a visitar este lugar fascinante. Cuentan que en la Vicenza de 1579 llevaban ya diecisiete años sin disfrutar de ningún espectáculo teatral en la ciudad. El último se había representado, sobre un escenario provisional, diseñado por Palladio, en el interior de la Basílica, la sede del gobierno de la ciudad. En este punto, los miembros de la Accademia Olimpica (institución cultural fundada en 1555) decidieron construir un teatro estable en la ciudad.

El proyecto se le encargó a Andrea Palladio, el arquitecto más importante de Vicenza, y en pocos meses estaba listo para su presentación a la ciudad con el objeto de obtener un espacio sobre el que edificarlo. Su construcción se aprobó el 15 de febrero de 1580, concediéndole el terreno antes ocupado por la prisión, en el interior del Castello del Territorio.

Al poco de dar inicio las obras moriría Andrea Palladio y la dirección del proyecto sería ejercida, primero por su hijo y después por su principal colaborador Vicenzo Scamozzi. Este último llevó el teatro a su conclusión y diseñó los decorados para la escena que debían representar una vista en perspectiva de la ciudad griega de Tebas, puesto que la primera obra teatral a representar sería Edipo Rey, considerada la tragedia clásica por excelencia.

A pesar de que la escenografía estaba realizada en madera y estuco y debía haber tenido un carácter temporal, nunca se retiró y, hoy en día, es uno de los principales atractivos de un teatro cuyo aspecto permanece casi inalterado desde finales del siglo XVI.

No es de extrañar que este lugar fascinase a los viajeros de los siglos XVII y XVIII. Entrar en el Teatro Olímpico de Vicenza sigue siendo una experiencia única y estremecedora. Es transportarse literalmente a otra época y a otro mundo, para contemplar la herencia clásica a través de los ojos de los artistas del Renacimiento. No en vano, Palladio y Scamozzi consiguieron hacer realidad lo que muchos habían intentado; dar cuerpo a uno de los edificios más emblemáticos de la antigüedad clásica, edificando un teatro romano con precisión arqueológica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: